Crisis de crecimiento del lactante

Hay una etapa durante la lactancia materna que preocupa de manera generalizada a muchas madres. Este momento suele situarse entre los 2 y 3 meses, cuando se producen cambios en el bebé y en la madre que algunas veces pueden disgustarnos.

Hablamos de crisis o brotes de crecimiento, y a pesar de su nombre no es nada negativo. Hay que entender que en el transcurso de la lactancia materna se pueden dar situaciones en las que se produce un desajuste entre la oferta y la demanda de leche.

Como es normal, las madres que damos el pecho nos planteamos un montón de dudas y/o mitos ante esta clase de “desarreglos” como: ¿se me habrá acabado la leche?, ¿se quedará con hambre?, ¿no le saciará mi leche?, ¿tendrá razón mi vecina y tengo que darle una ayudita?, ¿se me habrá secado el pecho?Investigando al respecto podemos advertir que estaríamos atravesando una situación muy frecuente llamada la crisis de crecimiento por supuesto, la solución no pasa por darle una ayuda del biberón. Veremos el porqué.

1.- ¿Qué es?

La crisis de crecimiento también es conocida como “los días frecuentes”, porque son dos o tres días en los que el bebé está más tiempo al pecho; lo reclama más a menudo. Además podemos escuchar o leer otras expresiones: “crisis del lactante” o “crisis de los tres meses”.

Comencemos por una aclaración. Al principio, cuando la lactancia aún no está totalmente instaurada, los pechos están llenos, duros y gotean; pero poco a poco la producción de leche se irá reduciendo para adecuarse a la demanda del bebé, normalizándose el estado de la mama. Generalmente, es alrededor de los tres meses cuando se produce esta normalización de la mama. La madre, de repente, nota que sus pechos ya no están tan duros y que incluso su tamaño es el de siempre (el de antes del embarazo).

En muchas ocasiones esto suele coincidir con una crisis de crecimiento del bebé, es decir, una etapa en la que el niño necesita más leche de la que produce su madre para seguir creciendo. Para conseguir la nueva cantidad de leche que necesita, aumenta el número de tomas y la intensidad de las mismas durante unos días, hasta que consigue de nuevo ajustar la producción a sus necesidades. Cuando estos hechos coinciden (pechos blandos y aumento de demanda) puede hacer que la madre piense que se ha quedado sin leche. A consecuencia de todo lo expuesto, la crisis de los tres meses es a menudo el momento en que se inicia la suplementación con leche artificial y el abandono paulatino de la lactancia materna. La sensación de rechazo y de falta de leche se apodera de la madre, aunque en realidad lo que está ocurriendo es perfectamente superable si se entiende y se maneja de forma adecuada.

Queda especificar que, según el bebé, pueden darse también brotes de crecimiento en otros momentos que pueden variar en función de cada díada madre-hijo. Estos son: A los 17-20 días de vida, y a las 6-7 semanas de vida.

2.- ¿Qué les pasa a la madre y al bebé?

Los síntomas de la crisis son notorios, tanto para la madre como para el bebé. En la mayoría de los casos:

  • Los pechos de la madre están más blanditos y no gotean (aunque algunas madres nunca llegan a “perder leche”). Parecen menos llenos pues ya no están tan hinchados ni pierden como los primeros meses. No notamos la “subida” de la leche, pero si apretamos los pezones sí sale leche.

  • El bebé mama menos y durante menos tiempo, ya no se pasa un buen rato prendido a la teta como lo hacía antes. Hace tomas más cortas y frecuentes.

  • Para colmo, generalmente, el bebé ya no engorda al ritmo que lo hacía los meses anteriores, pero esto es absolutamente normal.

  • Pueden disminuir las deposiciones del bebé.

  • A esto se suma que el bebé puede chuparse el dedo o meterse la mano en la boca lo cual se interpreta como una señal de que tiene hambre.

Entonces ¿qué ocurre en realidad?

Lo que sucede no es un desajuste, sino un ajuste entre la oferta y la demanda. Los pechos se han ajustado a lo que el bebé necesita. El bebé ya se ha hecho un experto en mamar y no necesita estar prendido tanto tiempo al pecho. La succión es más eficaz y come más en menos tiempo. Simplemente, lo que pasa es que el bebé está creciendo y su apetito ha aumentado, por eso se la llama crisis o brote de crecimiento.

3.- ¿Qué podemos hacer?

Sin la información adecuada, lo primero que se nos cruza por la cabeza es darle la famosa ayudita, es decir, reforzar las tomas con biberón, creyendo que así quedará más satisfecho. Pero ésta no es la solución si pretendemos seguir dándole el pecho, pues si reemplazamos el pecho por biberón, cuanto menos mame, menos estimulará el bebé la producción de leche.

Si queremos continuar con la lactancia materna, tenemos que escuchar al bebé, respetar sus ritmos para adaptarnos a sus nuevas necesidades. Esto es amamantarlo siempre que lo pida, las veces que sea. Si necesita comer más, pues sólo tenemos que alimentarlo más. Al ponerlo más al pecho aumentará la producción de leche. También se puede estimular la producción utilizando un sacaleches.

Cuando un niño está en plena crisis, puede resultar muy útil darle el pecho en penumbra y en silencio, puesto que cuantos menos estímulos externos haya, más tranquila será la toma.

No esperar a que el niño llore para ponerlo en el pecho, pues es posible que para entonces su ansiedad se traduzca en desesperación.

Amor y paciencia, mucha paciencia. Tal como ha llegado, la crisis se irá.

Fuentes consultadas:

http://albalactanciamaterna.org

www.aeped.es

www.crianzanatural.com

10 thoughts on “Crisis de crecimiento del lactante

  1. Es genial esta información. A mi beba le pasó a los 3 meses y yo no entendía nada. Empecé a investigar y finalmente consulté con Fundalam sobre este famoso brote de crecimiento. Otra cosa que quiero agregar a la información es que en lo que respecta al crecimiento hay un desarrollo en lo cognitivo por lo que el bebé se distrae mucho mientras la teta. Cualquier ruido hace que aleje su cabeza del pecho pero sin desprenderse del pezón pero como no tienen dientes aún, no duele mucho. También estiran todo el cuerpo mientras toman la teta por esto de distraerse. Pero paciencia que en poco tiempo se regulariza. Si bien no vuelve a ser lo mismo que antes, porque estamos hablando de seres en constante crecimiento, una vez que pasa la crisis se reorganizan.

  2. Cynthia, entiendo ese “no entender nada” , nosotros lo sentimos en su día, por eso es tan importante la información y el asesoramiento, porque nada debería enturbiar el maravilloso acto de amamantar a nuestro bebé. Y si ocurre, tener las herramientas adecuadas es esencial. Gracias por la info. Un saludo.

  3. A nosotros nos esta pasando ahora , mi bebe esta por cumplir dos meses y gracias a esta información puedo contenerlo y acompañarlo en esta crisis de cresimiento, alguien sabe cuanto dura?

  4. Hola Constanza.
    Cada niño es distinto, pero aproximadamente 3-4 días. Una vez logrado el objetivo, el niño volverá a hacer tomas más espaciadas y la lactancia retomará su curso normal. ¡Ánimo y mucha paciencia!

  5. Hola, yo también siento que mi bebé tiene más hambre, el tiene 4 meses y medio y nació prematuro, yo siempre le pego al pecho pero me da la sensación que lo deja rápido pero luego a la hora regresa por más. Esta cerca de llegar a su peso adecuado pero igual me da preocupación, Pesa 6kilos y medio. GRACIAS.

  6. Hola Sandra
    ¡Enhorabuena por tu bebé y tu lactancia! Si quieres puedes escribirnos al mail mairelactancia@gmail.com y contarnos más detalles: el peso de tu bebé cuando nació, de cuántas semanas, cómo son las tomas…
    Besos y ánimo, que lo estás haciendo muy bien.

  7. mi bebe tiene mes y medio y va engordando muy bien con el pecho algo más de la media a pesar que vomita muchísimo. Hay una toma la de tarde noche que muchos días da la sensación de que queda con hambre. Hasta ayer conseguimos calmarla, pero ayer era una desesperación de llanto continuo apartarse del pecho, ofrecerle el otro y lo mismo hasta que decidimos darle la famosa ayuda de la que tomó 30 de biberón. quisiera saber que hacer para continuar solo con el pecho y cuando empiece a trabajar (media jornada) como lo puedo hacer mejor por que parece que me cuesta sacar la leche con el sacaleches, tengo el manual de avent de philis de hace 4 años. Tengo un niño de 4 años al que desde el principio me mandaron ayudar por que no engordaba, por eso tambien mis dudas. Un saludo y muchas gracias.

  8. Hola María.
    Sé que estos episodios son muy desconcertantes, pero si hasta ahora tu bebé ha ido creciendo bien, no tiene por qué dejar de ser así. Lo más probable es que sea un brote, por lo que ponerla al pecho es la mejor solución para poder satisfacer su demanda. El biberón no es la solución aunque aparentemente se quede “satisfecha”, esto es porque la leche artificial es más pesada de digerir y puede que además haya tomado más de lo que necesita y esté “llena” dándote una falsa sensación de saciedad. Si se aparta del pecho, le vuelves a ofrecer y sigue llorando, a veces funciona cambiar de postura, que la coja papá, mecerla o pasarla en un portabebés… y cuando esté más tranquila se lo ofreces de nuevo. En unos días volverá la normalidad.
    Cuando te incorpores al trabajo, como dices que será a media jornada puede ocurrir que en tu ausencia la niña quiera comer o no. Esto último es bastante habitual, muchos niños prefieren “esperar” a mamá y dormir más, cuando llegues a casa recuperará el tiempo perdido, ¡no lo dudes! No nos has dicho cuánto tiempo tendrá tu niña, pero si vuelves al trabajo en cuanto se te acabe el permiso por maternidad y lactancia es pronto para introducir la alimentación complementaria, así que lo ideal sería que tuvieras reservas de tu leche para que pudieran dársela. Dices que no te resulta fácil extraerte leche, lo mejor es utilizar el sacaleches frecuentemente y durante poco tiempo (5-10 minutos). Si incluso así no te extraes lo suficiente (el sacaleches no es tan eficaz como la niña) y es necesario, tendrías que buscar otras alternativas, como que te acerquen a la niña al trabajo para que mame (si es posible) o incluso suplementar con leche artificial. Después puedes darle el pecho todo el tiempo que estés con ella!!
    Te dejo más información para que organices la vuelta al trabajo aquí:
    http://mairelactancia.wordpress.com/2011/06/16/lactancia-y-vuelta-al-trabajo/
    Por cierto, creo que es más cómodo que nos remitas cualquier duda al mail
    mairelactancia@gmail.com
    Un saludo

  9. Hola, o tb estoy en plena crisis, mi niña tiene 1 mes y 7 dias y pasa prendida a la teta!!! trato en lo posible de darle pecho cuando ella pide. El sacaleches manual avent es pésimo, al final ,me compre uno nuk manual muy bueno.

Comments are closed.